www.grupeer.com
Mostrando entradas con la etiqueta Ayuda Republicana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ayuda Republicana. Mostrar todas las entradas

El frente del Norte y los aviadores estadounidenses e ingleses

Es muy conocida la actividad de pilotos como Grank g. Tinker, Albert Baumler o Harold Dahl, pero poco se sabe de otros aviadores como Bert Acosta, Gordon Berry o Frederic Lord. La verdad es que no se ha escrito mucho sobre estos pilotos y norteamericanos y otros ingleses, que prestaron sus servicios en las fuerzas aéreas gubernamentales del norte durante el otoño de 1936.
Las nominas pagadas por los Servicios de Aviación de Euzkadi a estos pilotos demuestran que su sueldo mensual eran de 1000 pesetas, poco mas de lo que cobraba un teniente piloto español. Esta paga puede que defraudara las expectativas de los aviadores que en su mayoría eran mercenarios y no tenían intereses políticos.
A finales de noviembre de 1936 se traslado a Santander en un bimotor "Douglas DC-2",un grupo de pilotos americanos entre los que se encontraban Fred Lord(Aviador de combate en la primera guerra mundial), Bertrand Acosta y Gordon Berry(participante en los circos volares en Estados Unidos).
Numerosas eran sus quejas sobre los aparatos que manejaban, pues no eran de la mejor calidad ni modernos,y los I-15 eran tripulados por pilotos soviéticos exclusivamente por esa época.
Aun con sus quejas este grupo de pilotos participo activamente, volando con sus cacharros, durante todas las operaciones aéreas de la ofensiva republicana sobre Villareal de Alava. El día 12 de diciembre de 1936 fue derribado en territorio nacional (Vitoria) el piloto ingles Holland en un Monospar,acompañado de Domingo Calles y Gumersindo Guitierrez(Por los cazas HE-51 de la Legión Condor Alemana).
La actitud indisciplinada de estos pilotos chocaba frontalmente con la personalidad del entonces jefe de las fuerzas áreas republicanas del norte comandante Manuel Gascon Briega, y tras un supuesto intento de fuga a Francia, este ordeno su cese y traslado a Valencia para su posterior expulsión a finales de 1936.
No acabo aquí la historia pues mas tarde algunos de ellos como Bert Acosta, intentaron cobrar supuestas deudas que el cónsul español en New York negó.
Como curiosidad diremos que Frederick Lord fue cesado como oficial de reserva del ejercito estadounidense al hacer publica su participación en la guerra.
Bertrand Acosta termino sus días en Denver, arruinado y deteriorado de saludo, en un sanatorio para alcoholicos.
*Los datos aquí publicados han sido contrastados con varias fuentes.